Copyright: Edgardo Donato Díaz

martes, 6 de abril de 2010

Sin nombrarte...



Cuando llegaba fresca la alborada,
pensé en este poema sin nombrarte.
Y recorrí tus valles, sin tocarte...
Y te soñé en mis brazos, extasiada...

Sediento de pasión desenfrenada
pretendí con mis ansias alcanzarte,
me detuve en tus tus ojos y al mirarte,
de pronto me alcanzó la madrugada

Un destello de luz, en tu mirada,
puso freno a estas ansias por besarte,
por asirme a tu talle para amarte

ardiendo en una entrega desbordada...
Solo quise escribirte sin nombrarte

y se perdió mi letra entre la nada.



© Copyright 2003 – "Cien Poemas de Amor"

1 comentario:

Mario Ranero dijo...

Excelente expresión poética. Muy Buena!!!!