Copyright: Edgardo Donato Díaz

lunes, 19 de marzo de 2007

Tan solo una vez más...




Una tarde de abril
con ceniza en el pelo y el otoño en mis manos.
Yo te mire partir.
Y me sentí morir, en esa tarde gris
de mariposas muertas presagiando el invierno.
Con tu ausencia en el alma,
el corazón herido, se quedaba desnudo
por no estar junto a Ti

Desde la habitación,
contemplo en sin razón, los niños en la plaza.
Jugando con placer. Gritando sin parar.
Mientras una pareja va jurándose amor,
el viejo carrusel transita su canción.
Y vuelve a renacer esa antigua pasión
que se fue con tu amor.

En mi antiguo jardín,

sobrevive un jazmín que guarda los recuerdos.
De ese lejano amor. De toda esa ternura
que me viene a buscar con las ansias desnudas.
Y en loca insensatez yo te quiero encontrar
para besar tus labios y estrecharte en mis brazos
tan solo una vez más.

© Copyright – Derechos reservados

2 comentarios:

Helena dijo...

Este poema lleno de tristeza me recordó unas palabras que escuchaba de niña y no recuerdo de quién eran,. por favor si las recordas decime.
Decía algo así como, sobre tu memoria puse rosas blancas...
Un abrazo

Edgardo Donato Díaz dijo...

Estimada Helena
Antes que nada, debo agradecer tu visita al blog.
Ese verso "sobre tu memoria puse rosas blancas", pertenece a "El amor desolado". Poema con el que se hizo una canción, grabada con mucho éxito por Alberto Cortez hace ya bastante tiempo. Más tarde, también se grabó en ritmo de tango, trabajo al que le puso su maravillosa voz el fallecido cantante Jorge Falcón.
Una vez más, muchas gracias amiga.
Te dejo un fuerte abrazo.
Con el respetuoso afecto de siempre.